Malrotación intestinal

¿Qué es la malrotación intestinal?

La malrotación intestinal es un defecto congénito en el que el intestino hace una rotación incompleta.
Durante el desarrollo fetal, a medida que el intestino se va desarrollando debe realizar una serie de movimientos rotatorios que finalizan en la posición normal; una interrupción de estos movimientos tiene como resultado la malrotación intestinal.


¿Qué tan frecuente es la malrotación intestinal?

La malrotación ocurre en 1 de cada 500 nacimientos. La mayoría presenta síntomas en el primer año de vida.

  • Del 25% al 40% son diagnosticados en la primera semana de vida.
  • 50 – 60% son diagnosticados alrededor del primer mes de vida.
  • 75 – 90% en el primer año de vida.
  • Solamente alrededor del 10 – 20% son diagnosticados después del primer año.

Algunas personas con malrotación intestinal pueden permanecer asintomáticas durante toda su vida, presentar síntomas hasta la adolescencia o después.


¿Cuál es el problema de la malrotación intestinal?

Un niño con malrotación intestinal es más propenso a experimentar una torcedura de sus intestinos, conocido como vólvulo. Esto causa una obstrucción que impide el paso del alimento y  nbsu digestión. El aporte sanguíneo para la parte torcida también puede estar comprometido, lo que puede llevar a la muerte de esa parte del intestino.

¿Cuáles son las manifestaciones de la malrotación y el vólvulo?

  • Vómitos con contenido biliar
  • Dolor abdominal
  • Distensión abdominal
  • Heces con sangre

¿Qué estudios se pueden realizar?

  • Radiografía de abdomen simple
  • Serie gastrointestinal
  • Enema de bario
  • Ultrasonido de abdomen
  • TAC/RMN

¿Cuál es el tratamiento?

Una vez hecho el diagnóstico de malrotación intestinal la cirugía debe programarse lo más rápido posible, en algunos casos es posible llevar un tiempo de vigilancia estrecha antes de programar la cirugía; sin embargo, la cirugía es el tratamiento de elección.